8 cosas de Dios que aprendí en La Cabaña - Parte 1

8 cosas de Dios que aprendí en La Cabaña - Parte 1

_Prólogo: ¿Quién no sería escéptico cuando un hombre asegura haber pasado un fin de semana entero con Dios, nada menos que en una cabaña? Y luego en esa cabaña…_

Hace algunos años, un amigo me recomendó un libro que le recomendó una amiga en común. Debo confesar que nunca pude leer más de un capítulo por sesión de lectura y que cada una de estas terminó en lágrimas. El año pasado se estrenó la peĺicula del mismo nombre basada en esta historia… la visita al trailer también terminó en lágrimas y como era de esperarse la película fue por el mismo rumbo :/

Aquí resumo SIN SPOILERS lo que aprendí del libro (y la película) La Cabaña de William Paul Young.

Sobre el ego y la verdad

“Por rutina descalificamos testimonios que justificarían atenuantes […] estamos tan convencidos de la rectitud de nuestro juicio que invalidamos evidencias que no nos confirmen en él. Nada que merezca ser llamado verdad podría haberse alcanzado nunca por ese medio.”

-Marilynne Robinson, La muerte de Adán (Prefacio al Capítulo 5: Adivina quién viene a cenar)

Es natural que cuando pensamos en algo, esa idea esté enmarcada en nuestra estructura de pensamiento o filosofía de vida, y más natural aún es que queramos validar esas ideas en la aceptación de los demás hacia ellas. Por esa razón, cuando encontramos puntos de vista distintos a los propios, nuestra primera reacción -por lo general- será invalidar ese punto argumentando más lógica en el nuestro (o algo parecido), cuando al final, sólo se trata de puntos de vista que en en conjunto forman la realidad o verdad.

Puntos de vista

“A menudo descubro que quitar primero del camino los asuntos de la cabeza facilita trabajar con las cosas del corazón después… cuando se está preparado.”

-W. Paul Young

Sobre la naturaleza de Dios

“[…] muchas personas tratan de entender en cierta medida lo que soy tomando la mejor versión de sí mismas, proyectando eso al enésimo grado, factorizando toda la bondad que pueden percibir, que a menudo no es mucha, y luego llaman Dios a eso. Y aunque esto podría parecer un noble esfuerzo, la verdad es que es lastimosamente insuficiente en cuanto a lo que en realidad soy. No soy sólo la mejor versión de ti que puedes pensar. Soy mucho más que eso, arriba y más allá de todo lo que puedes pedir o pensar.”

-W. Paul Young

Nuestro concepto de Dios en esta cultura está muy atado a temas bíblicos (un viejito blanco y barbudo). Me fascinó la forma en que representaron a Papá, primero como Eloise para desconectar a Mack de lo que había sido su relación paterna y al final -después de sanar la relación con su padre- como la figura de apoyo moral que necesitaba.

La Creación

Creo que Dios o El Creador está mucho más allá de lo que podemos ver en una simplificada representación humana, sin embargo, para efectos didácticos estuvo ¡simplemente genial!

Sobre la independencia y las relaciones

“Cuando ustedes eligieron la independencia sobre la relación, se convirtieron en un peligro unos para otros. Los demás se volvieron objetos por manipular o dirigir en bien de la felicidad individual. La autoridad, como suelen concebirla, es meramente la excusa para obligar a los demás a someterse a lo que uno quiere.”

“Los fracturados seres humanos centran su vida en cosas que les parecen buenas, pero eso no los saciará ni liberará. Son adictos al poder, o a la ilusión de seguridad que ese poder ofrece. Cuando ocurre un desastre, la misma gente se levanta contra los falsos poderes en los que confió. Defraudada, se reblandecerá conmigo o se volverá más intrépida en su independencia. Si ustedes pudieran ver cómo termina todo esto y lo que lograremos sin transgredir una sola voluntad humana, comprenderían. Algún día lo harán.”

“Ustedes, los seres humanos, son tan pequeños a sus propios ojos… En verdad ignoran su lugar en la creación. Habiendo elegido el ruinoso camino de la independencia, ni siquiera comprenden que arrastran consigo a toda la creación.”

-W. Paul Young

Entre Papá, Jesús y Sarayu (Padre, Hijo y Espíritu Santo) no hay jerarquías ni cadena de mando, sólo relación, una en la que cada uno está en paz consigo mismo y sólo quiere paz para los otros. Sustituí a propósito el “ser feliz” por “estar en paz” porque el concepto que tenemos de “felicidad para los demás” está muy atado a nuestro ego y a lo que nosotros consideramos que los demás deben hacer para ser “felices”, generalmente porque no estamos en paz con nosotros mismos.

Convivencia

“Nuestro deseo fue crear un ser que tuviera una contraparte plenamente igual y poderosa, el hombre y la mujer. Pero la independencia de los seres humanos, que implica una búsqueda de poder y realización, destruye la relación que su corazón anhela.”

-W. Paul Young

Me gusta pensar que cuando Dios creó a la mujer y al hombre, la idea era que pudieran experimentar ese nivel de relación que tienen Padre, Hijo y Espíritu Santo…

Sobre el dolor y el aprendizaje

“El dolor tiene poder para cortarnos las alas e impedirnos ser capaces de volar […] y si eso queda sin resolverse mucho tiempo, tú podrías olvidar que fuiste creado para volar.”

“[…] hay millones de razones para permitir el dolor y la pena y el sufrimiento antes que erradicarlos, pero la mayoría de esas razones sólo pueden comprenderse dentro de la historia de cada persona. Yo no soy perverso. Ustedes son los que rápido aceptan el temor y el dolor y el poder y los derechos en sus relaciones. Pero sus decisiones tampoco son más fuertes que mis propósitos, así que yo usaré toda decisión suya en favor del bien supremo y el resultado más benigno.”

-W. Paul Young

Cuando entramos en conflicto con una situación, generalmente nos aferramos al poco control que tenemos sobre ella, y cuando la inutilidad de ese control se hace evidente, pretendemos negar ese dolor que al no vivirlo terminamos extendiéndolo por mucho más tiempo del que deberíamos, ocasionándonos sufrimiento. Vivir el dolor cuando nos toca la puerta, desde el corazón, evitando los juicios de la mente, es el camino para la superación y crecimiento personal con respecto a la situación.

El dolor puede cortarnos las alas

Continua en

Enlaces:

Referencias: