Yo escalable - parte 1

Yo escalable - parte 1

Este es mi resumen de lo que aprendí de Scott Hanselman en su conferencia Scaling Yourself (GOTO Conferences 2012).

Ley estándar de escalabilidad: “Cuanto menos hagas, más de eso podrás hacer.”

Esto quiere decir que mientras más cosas hagas durante un período de tiempo, menos tiempo podrás dedicarle a cada cosa, lo que con frecuencia te llevará a no terminar muchas de esas cosas generando peso mental en forma de asuntos pendientes.

Entonces:

1. Deshacerme del peso mental (asuntos pendientes) / Sobreponerme a la bancarrota emocional

Varios intentos fallidos de ponerme al día con los más de mil correos en mi bandeja de entrada me hizo entender que iba a requerir mucho tiempo (que no quería gastar en eso) y que además no iba a obtener ningún provecho de borrar una por una las cadenas de más de un año atrás. Por que al fin y al cabo, lo importante lo leí en su momento.

Entonces: Filtrar, borrar por lotes y no mirar atrás.

Descarté series de TV, animes, libros y videojuegos que tenía años dejando para después: si no se pudo, no se pudo.

La procrastinación no es buena, pero no tomar las acciones necesarias al respecto apila el efecto negativo que causa y no podemos sentarnos a esperar que las cosas se resuelvan de modo diferente si seguimos actuando de la misma manera.

“La esperanza no es una estratégia.”

2. Manejar el inbox de mi vida

Todos tenemos un flujo de información entrante de nuestro ambiente (correo, IMs, llamadas, twitter y otros). Cada uno de estos causa interrupciones en nuestras actividades diarias. Debemos a hacer triaje de estas interrupciones y acondicionar nuestro entorno de acuerdo a nuestras prioridades.

Para eso debemos discriminar la información entrante como Señal vs Ruido, cruzando lo importante vs lo urgente según nuestras prioridades y aplicar las 4D’s (por sus siglas en inglés):

  • Hazlo (Do it)
  • Delégalo (Delegate it)
  • Difiérelo (Defer it)
  • Descártalo (Drop it)

Entonces:

  • Importante y Urgente: atiéndelo, hazlo ahora — ej: Crisis, emergencias médicas.
  • Importante (pero no urgente): difiérelo, decide cuándo hacerlo — ej: Proyectos, planificación, prevención, ejercicio, recreación.
  • Urgente (pero no importante): delégalo, pide ayuda — ej: cierto tipo de notificaciones, llamadas y reuniones.
  • Ni importante, ni urgente: descártalo, a veces hay que soltar las cosas — ej: Trivialidades, correo basura, la mayoría de los programas de TV.

Importancia vs Urgencia

Con respecto a “soltar”, aprendí que la comunicación por naturaleza es tolerante a fallos. La información relevante buscará la manera de tocar a tu puerta.

Tips: - Discrimina el correo electrónico usando reglas. Ej: marcar todo correo en el que estoy CC como Leído/Hecho. - Desactivar notificaciones (E-mail, Skype, Slack, Twitter, etc.) - No respondas correos sino hasta el final de la tarde. - Elimina accesos directos a redes sociales en tu navegador.

“No inviertas energía en cosas de las que no quieres más”.

3. Preservar tecleos

Tienes un número finito de tecleos restantes en tus manos antes de que mueras.

Escribir un nuevo procedimiento, instrucciones detalladas para resolver un problema, incluso líneas de código de ejemplo y enviarlos por correo electrónico es mandar tus valiosos tecleos al olvido.

Nunca deberiamos escribir correos de más de tres o cuatro frases, cualquier cosa más larga que eso debería estar en un blog, wiki o en la documentación del proyecto […] menos en un correo electrónico…

Autor original: Scott Hanselman

Enlaces:

Referencias:

Continua en